Claves para seguir con energía después de almorzar

15 de febrero, 2014
fibra2

Pequeños cambios de hábitos en la rutina y la alimentación mejoran la salud digestiva y evitan caer en la somnolencia que muchas veces nos afecta tras el almuerzo. Claro que en Verde que te Quiero Verde todo lo que preparamos, especialmente el menú del mediodía, es pensado para aportar energía y continuar con la jornada de trabajo. Pero no está demás tener en la mira algunas de las claves en ese sentido:

Reducir el consumo de grasas
El cuerpo tiene dificultad para procesar los alimentos grasos, lo cual demora el proceso digestivo completo. Evita las carnes no magras, lácteos enteros, alimentos fritos y los procesados.

Aumentar los alimentos ricos en fibras
Es la mejor aliada en lo que respecta a la digestión.

Controlar sodio, almidones y edulcorantes artificiales
Estos alimentos hay que limitarlos especialmente si padecemos de distensión abdominal, ya que pueden empeorar el cuadro.

Adicionar probióticos
Los probióticos son un tipo de bacterias benéficas que contribuyen a la buena salud de los intestinos. Los alimentos ricos en probióticos son: yogur, sopa de miso, chucrut, kéfir, quesos blandos y el pande masa fermentada.

Elimina los alérgenos de tu dieta
Los alimentos que te ocasionan alergias o sensibilidad son una de las causas principales de los problemas digestivos. Los productos lácteos, las frutillas, las nueces, el pollo, los huevos y los productos con gluten son alimentos que ocasionan reacciones alérgicas en muchas personas. Si no sabes si sufres alergia y persisten las molestias, puedes solicitar a tu medico alguna prueba.

Bajar el consumo de bebidas con gas
Los refrescos y otras bebidas carbonatadas contienen mucho aire, lo cual incrementa la cantidad de gases que produce tu cuerpo. También algunos alimentos como porotos, col, brócoli y coliflor.

Realizar actividad física
El ejercicio mejora la digestión. Al menos 10 o 15 minutos de movimiento diario -como un paseo con el perro o una caminata corta- puede ser beneficioso. El ejercicio acelera la digestión al incrementar el flujo de sangre a tus órganos y al estimular los músculos en los intestinos.

Comer más despacio
Mastica cada bocado lentamente antes de tragarlo. Evita comer mientras estas bajo estrés, una discusión, mirando televisión, viendo el perfil de Facebook, ya que tiendes a comer más cuando estás distraído y peor digieres bajo tensión. Concéntrate en cada bocado que pones en tu boca y come tranquilo.

 

Fuente: Revista Sana